La Cultura Popular le canta sus cuatro verdades a Abreu, pincha el siguiente enlace y luego dale play al reproductor:

jueves, 9 de abril de 2015

Abreu: ¿porqué no te pronuncias contra el decreto imperial?

Por: Diego Silva Silva

En un momento histórico crucial para todos los venezolanos y venezolanas, cuando el presidente de la potencia imperial más agresora y sanguinaria de los últimos tiempos amenaza a Venezuela, arrogándose de modo ilícito e ilegítimo el derecho a juzgar a las naciones del mundo, el doctor Abreu, el más beneficiado por el erario público y los poderes políticos y económicos del país... hace silencio.

En un momento en que se han movilizado nacionales y extraños para apoyar a Venezuela a afirmar nuestra soberanía, autonomía, y el derecho internacional, con pronunciamientos que además de jefes de estado incluye intelectuales y artistas internacionales de gran valía, él ... J A Abreu, el intocable, el inefable...el siempre representante de la cultura hegemónica, el mismo que navega en ríos de dinero y relaciones de poder... el mismo que le debe parte de su CELEBRIDAD a VENEZUELA,  y que al parecer solo lo usa como si se tratara de una oficina de gestión... NO SE PRONUNCIA CONTRA EL OPROBIOSO E ILEGAL DECRETO DEL PRESIDENTE OBAMA.

Pareciera entonces que ante el murmullo y los comentarios de pasillos, al poderoso gerente de la corporación de orquestas le llega seguramente la solicitud de incorporar una de sus tantas orquestas, a la campaña publicitaria de nacionalismo sin contenido político de la que han sacado provecho muchos depredadores, enriqueciéndose con nuestras desgracias.

He allí el vídeo que tanto nos promocionan, en donde colocan a cultores de larga tradición para hacer coro a unos protagonistas de muy reciente factura, vídeo en el que se negaron a participar algunos de nuestros más destacados íconos de la cultura musical nacional por presentir que se trata más bien de lavarle los trapos sucios al dichoso sistema de orquestas, un vídeo con la presencia arrobadora de una de las tantas orquestas de ABREU que en los repertorios de su cotidianidad, no es precisamente representante de la VENEZOLANIDAD.

Esta exhibición, función, teatro, o espectáculo de la orquesta, que incluye a venezolanos y venezolanas que con toda seguridad defenderían con sus vidas cualquier agresión a nuestra nación, es una limosna que Abreu otorga al gobierno y los venezolanos y venezolanas para ocultar su silencio contra el Decreto Imperial de OBAMA.

¿Por qué Abreu no se ha pronunciado públicamente, al igual que su millonario pupilo?

¿Por qué no hacen una gira con explícito y claro poyo al clamor internacional para que se Derogue el Decreto?

¿Cómo es eso de que Dudamel, que debe una parte sustancial de su celebridad a Venezuela, no se haya pronunciado contra este Decreto que constituye la antesala de una posible invasión?

El pronunciamiento contra el Decreto no es una acción explícita, categórica, expresa o manifiesta de apoyo al gobierno del presidente Maduro, aun cuando sea una consecuencia por ser el jefe de estado,  así que Abreu no tiene justificación alguna porque además, su proyecto euroadicto es hoy por hoy un proyecto de estado que goza de esa extraña autonomía que el mismo doctor Abreu diseñó durante el puntofijismo: el estado financia pero no interviene...neoliberalismo cultural al 100%.

Pronunciarse constituye un levantamiento, sublevación o acto de autonomía que cualquier venezolana o venezolano ejerce ante un peligro que podría destrozar el país que ES DE TODOS; el Decreto de Obama es una antesala que puede llevar al país al mismo destino de otros países, vulnerados en su soberanía y llevados a la destrucción para luego depredar sus recursos.

¡Viva Paúl del Río, artista e internacionalista desprendido!

¡Viva Sabino!

¡Viva el legado de Chávez!

salud!!!

PD. Ahora los siempre defensores del proyecto del doctor Abreu, aquellos y aquellas que están en las cúspides del poder (político y económico), no podrán justificarle bajo ningún pretexto, con lo que queda abiertamente expresa la complicidad  y el doble discurso...o quizás, con su silencio, se confiesa, declara o evidencia que la corporación de orquestas es UN FIN, no un medio.

Nota: este artículo fue publicado originalmente en el portal Aporrea (08-04-2015)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada